Megasoma elephas

IMG_7240Esta especie de escarabajo es considerada como el insecto más grande que vive en México y en la Península de Yucatán tenemos el gusto de contar con él. Precisamente por estas fechas, a mediados de otoño, se le puede ver con más facilidad que el resto del año. ¡Ya adivinaste por qué! Es la época del año en la que se reproduce. Le gusta volar por las noches en busca de ramas tiernas para alimentarse de la parte suave de la madera que hay debajo de la corteza de algunos árboles o de las secreciones que fluyen de los árboles. Los frutos maduros también les apetecen.

Debido a que gran parte de sus actividades las realizan de noche, se ven atraídos por la luz artificial de las ciudades, razón por la que al otro día pueden observarse tanto machos como hembras en el suelo desorientados al pie de las lámparas de alumbrado público donde pueden ser comidos por perros o simplemente pateados por algún joven o niño aficionado al futbol. Se aconseja que cuando veas un escarabajo en esta situación, lo tomes con cuidado y lo coloques en un lugar sombreado donde pueda resguardarse de sus depredadores, mientras nuevamente llega la noche.

Image

La hembra después de aparearse puede poner hasta 30 huevos en un nido con suficiente  materia orgánica vegetal en descomposición (humus), para que después de 32 días en promedio, nazcan las larvas, que en su primer estadio pasan dos meses desarrollándose. Pasan posteriormente a un segundo estadio que dura 5 meses y a un tercer y último estadio como larva, que es el más largo, con una duración que va de los 13 a los 25 meses; un periodo largo para un insecto, ¿no crees? No se compara con los siete años que duran las cigarras en Estados Unidos en salir a aparearse, lo cual sucede cada siete años, sin embargo, en comparación con la duración que tiene el estadio larval de algunas moscas o incluso de algunas abejas que van de un día a un par de semanas, pasarla en forma de larva por un periodo que puede durar hasta 32 meses, es un proceso de crecimiento que requiere de paciencia, así como llevarlo a cabo en un ambiente muy seguro para resguardarse de depredadores y que tenga las condiciones de luz y humedad adecuadas, ya que es durante estos estadios cuando son más vulnerables.

Después del último estadio larval, pasa a la fase de pupa, de la cual emerge como adulto después de un periodo de entre 68 a 80 días. En promedio, para ser un adulto maduro, pasaron entre dos y tres años durante los cuales, según cálculos de entomólogos expertos, habrá comido el equivalente a ocho kilos de madera húmeda.

El adulto de esta especie puede llegar a medir hasta 75 milímetros y el macho se caracteriza por tener una trompa o cuerno por el cual recibe su nombre científico M. elaphus, como si fuera una trompa de elefante, solo que rígida.

Muchos escarabajos tienen cuernos o trompas muy desarrolladas, así como pinzas que han desarrollado como parte de su aparato bucal que pueden tener diversos usos de acuerdo con las investigaciones hechas por los científicos y naturalistas.

Image

En el caso de M. elaphus puede serle útil para pelear por territorio, así como por la hembra en caso de que llegue otro macho invasor, aunque existe la teoría de que este cuerno también le sirve como ornamento para atraer a la hembra. En general los escarabajos son de los insectos que tienen más masa muscular en proporción con otras especies, lo cual les demanda mucha energía que obtienen de los azúcares contenidos en la madera de la cual se alimentan.

De acuerdo con estudios entomo – paleontológicos, los escarabajos tienen en la tierra alrededor de 200 millones de años, convivieron con los dinosaurios hace más de 65 millones de años y lograron superarlos y ser uno de los grupos animales más exitosos en cuanto a su evolución.

Megasoma elaphus, un estuche viviente que contienen alas membranosas, es una de las especies más asombrosas que habitan la Península de Yucatán y es considerado como el escarabajo más grande de nuestro país, México, y es una especie más que el conocerla y saber que compartimos su hábitat puede generarnos orgullo a la vez que responsabilidad por tratarse de un insecto representativo de la entomofauna de las selvas de Quintana Roo.

Advertisements

One thought on “Megasoma elephas

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s